Historias de San Valentín

Claret and Blue- Merthin and Claris y  Aston Villa and West Ham

Las tres Parejas que titulan este comentario no se conocieron un día de San Valentín como hoy, sino que su unión fue fruto de la casualidad. Pese a ello, detrás de estas relaciones hay una historia de Santos, Corazones y de color rojo (pero no pasión) como veremos a continuación.

Birmingham, finales del siglo XIX, como comenté en el post, Fútbol y PAUS Urbanísticos: Vidas paralelas, era una de las ciudades donde la revolución industrial cuajo desde el principio formándose barriadas obreras. Las clases altas vivían en varios barrios uno de ellos llamado Aston. Allí había una Iglesia Metodista (rama del protestantismo derivada del Calvinismo muy puritana y que no cree en los Santos, ni siquiera en San Valentín). Uno de sus feligreses era escocés que se hizo cargo del equipo de Rugby de la zona (recordemos que éste era el deporte de los ricos).

Como el futbol comenzó a expandirse por la región en la parroquia decidieron crear su propio equipo había nacido el Aston Villa. El párroco como hemos dicho era escocés, protestante y “loyal” es decir además de Escocés se sentía leal al Reino Unido, es decir no era un nacionalista escocés tipo Brave Heart, pero si que tenía pasión por otro tipo de Heart o Corazón (ya que no creía en San Valentín tenía que compensarle de alguna manera). Este Heart  por el que sentía pasión era el del equipo protestante de Edimburgo, The Hearts of Midlothian, cuyos mayores rivales son el Hibernian, cuyos seguidores son católicos.

El escudo de los  Hearts como no podía ser de otra manera es un corazón con motivos futbolísticos y los colores del equipo, rojo sangre (de Cristo, porque en los santos hemos dicho que no creen)

Escudo de los Hearts

Por otro lado también sentía simpatía por el otro equipo por antonomasia protestante de Escocia, el Glasgow Rangers, que vestían la camisa azul oscura. Por ello, y en  honor a estos dos equipos protestantes escoceses eligió que los colores de su recién creado equipo una combinación de los colores del Hearts y Rangers, es decir azul oscuro y rojo sangre de Cristo.

La iglesia metodista pone especial énfasis en la pulcritud y eso implicaba que los uniformes del Villa fueran lavados partido tras partido. Como las camisas de esos años eran de lana, con el paso de los partidos los colores rojo sangre de cristo y azul oscuro fueron clareándose.
El caso es que el nuevo rojo se había suavizado un poco y el azul había clareado bastante. A los miembros del club les gustó como quedaba la camisa desteñida porque se veía mejor el contraste de los colores. El antiguo rojo sangre y azul oscuro no contrastaban entre sí  al ser dos colores con tonalidades muy fuertes. En cambio la nueva combinación sí que hacía que se distinguiesen.

El otro equipo de Birminghan, El Birminghan City (equipo de origen obrero, donde por cierto juega Pablo el que estuvo en el Atleti) vestía de azul oscuro y no dudó en aprovechar la ocasión para denominar a sus rivales ricos del Vila como The Baby Blue Team, porque el azul se parecía a la ropa de recién nacido con que las clases altas entonces, y el resto de la Humanidad hoy visten a los bebes.

Si el azul era motivo de burla, el rojo resultante era muy fashion en estos años, dado que el imperio británico estaba viviendo sus mejores años, y se hacía un revisionismo histórico. El color rojo resultante recordaba al color del vino. Sabéis que en las Islas Británicas  el vino escasea (aunque si el cambio climático sigue al ritmo que va, en 30 años supongo que Inglaterra parecerá Valdepeñas), pero en los siglos XIV y XV los ingleses estaban enzarzados en la Guerra de los Cien Años contra Francia y durante casi 100 años dominaron el sur de Francia estableciendo su capital en Burdeos, cuyo vino de fama internacional era muy apreciado y llevado a Inglaterra. Por ello el color vino o Claret se puso muy de moda en las Islas como símbolo del poder inglés, tanto en la Edad Media como a finales del XIX. Por ello el Claret ganó protagonismo en la camiseta del Villa, si bien se respetó el BabyBlue en las mangas

Camiseta Aston Villa después de la colada

De hecho si habéis leído la segunda parte de Los Pilares de la Tierra, la protagonista chica, se forra porque es la primera capaz de teñir la tela y vestidos para la aristocracia de color Claret. Al final la chica se hace la comerciante más rica de Inglaterra y termina casándose con el  protagonista masculino –Merthin-, chico pobre que termina siendo un Arquitecto de prestigio (San Valentín insiste en aparecer en el día de hoy)

No sé si es casualidad o Ken Follet eligió el nombre de esta chica “Claris” porque compartía las consonantes con Claret, (Checa cuando le hagas la Entrechequista se lo puedes preguntar).

El caso es que tanta anhelación del vino y los viñedos del sur de Francia el equipo que había crecido y decidió contratar a un Arquitecto (no al del libro de Ken Follett) , y construir su estadio “Viña Park”, perdón Villa Park, y se oficializaron los nuevos colores más claros, como los oficiales del club.

Villa Park que no Viña Park

Algunos miembros de la parroquia comenzaron a decir que el club tenía que volver a los colores antiguos que simbolizaban mejor el recuerdo de la comunidad escocesa protestante leal a la corona británica. Por ello y para compensar el club adoptó como escudo el león rampante.

Escudo del Aston Villa

Dicho león está sacado de la Scotish Royal Flag, que es el la bandera que utilizan los  monarcas del Reino Unido cuando van a Escocia (no pueden ir como reyes de Inglaterra sino que van como reyes de Escocia, aunque son las mismas personas que son reyes de cuatro reinos, Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte, que están unidos bajo un mismo monarca.

Scottish Royal Flag

El Aston Villa comenzó a cosechar éxitos en el futbol inglés y a ser un equipo admirado por su juego. El estilo de aquella época os lo podéis imaginar, patadón y a correr para arriba. El Villa basaba su éxito en su físico y velocidad.

En estas, en 1899 en los astilleros de Londres se había creado el West Ham United, otro equipo nacido en la comunidad obera. Si el Villa tenía secciones de Rugby y Criquet (deportes de los ricos) el West Ham tenía otras secciones, pero claro de deportes más humildes sin necesidad de material especial, como era el atletismo.
Uno de sus miembros Bill Dove, ganó varios campeonatos y la prensa del momento creó un desafío “podrá ganar Bill Dove en 4 carreras consecutivas a los cuatro jugadores más rápidos del Villa. Como hoy la cosa va de cosas románticas, como no podría ser de otra forma Dove aceptó y ganó.

Los del Villa, como buenos caballeros le iban a dar el dinero que habían apostado, pero Dove pensó en un trofeo de guerra. Al igual que los ingleses en el guerra de los Cien Años llevaban a las Islas el vino de las zonas de Francia que habían conquistado, Dove pidió a los 4 miembros del Villa sus camisetas del equipo, que llevó como muestra de su triunfo de vuelta a Londres y se las donó  al equipo de futbol para que tuvieran equitaciones. Como podéis imaginar el resto del West Ham imitó el color de estas camisetas y esa es la razón de que compartan los colores en sus camisetas.

Camiseta West Ham, Trofeo de Guerra

Como habéis visto esta historia se basa al 99% en hechos reales y documentados, si bien he metido algo de mi cosecha (que no vendimia)

Si leísteis mi post anterior Fútbol y PAUS Urbanísticos: Vidas paralelas la moraleja del mismo era que si rompes con tus raíces la cagas. Es curioso pero como anécdota histórica os  he de decir que los ingleses  que comenzaron ganando la guerra de los Cien Años, empezaron a cagarla cuando dejaron de ser guerreros feroces y se aburguesaron y se dedicaron a las telas y al vino, perdieron el espíritu guerrero y terminaron perdiendo la guerra.
Al final el vino color Claret, fuente de orgullo fue también su fuente de perdición.
En  fin, espero que los que tengáis pareja paséis un Feliz San Valentín, y lo celebréis con un buen vino en un restaurante romántico, los solterones nos podemos juntar un día y  hacer unos calimochos a base de tintorro.

El Rincón de “Chechu”

This entry was posted in El rincón de Chechu. Bookmark the permalink.

One Response to Historias de San Valentín

  1. Checa says:

    Chechu, estás hecho un crack. Estas historias sobre el origen del color o motivo de una equipación (cuidado con el corrector de word que te cambia a “equitación” y esto es un blog futbolístico) son muy chulas. Enhorabuena. Por cierto, ambos colores lucieron en la camiseta de mi peña (por separado), azul pitufo y ahora, rojo burdeos (que es como me gusta denominar a ese color).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *